Publicidad

Reanudación de plantas Tailandesas

 Situación en la que se encontraban inmersas las plantas Tailandesas de Mitsubishi Motors

La planta de compañía japonesa se encontraba parada desde el pasado 13 de octubre. El fabricante nipón de automóviles, Mitsubishi Motors, restableció la producción de su planta en Tailandia el lunes pasado después de quedar suspendida su actividad por las graves inundaciones en el país.

El fabricante tomó la decisión de reanudar la producción en la planta de Laem Chabang, situada al suroeste de Bangkok, después de comprobar la “gradual mejora en la adquisición de piezas” para los modelos que produce en Tailandia.

La fábrica de Mitsubishi, al contrario que las de otras empresas japonesas, no quedó anegada por las inundaciones sino que se vio afectada por la falta de suministro, lo que le obligó a parar la actividad el pasado 13 de octubre.

Según las estimaciones, a primeros de noviembre los fabricantes japoneses del motor habrían dejado de fabricar cerca de 200.000 vehículos por la grave situación que atraviesa el país.

Fabricantes como Honda Motor se vieron obligados a recortar a la mitad su producción en Estados Unidos y Canadá, mientras que Nissan Motor, por su parte paró sus plantas tailandesas el 14 de octubre, lo que se habría reflejado en 20.000 vehículos menos.

Por su parte, Mitsubishi Motors e Isuzu Motors habrían reducido su producción en 15.000 y 30.000 unidades, respectivamente.

La reanudación de la producción en las plantas Tailandesas

Los fabricantes japoneses de automóviles Mitsubishi Motors, Nissan Motor y Mazda Motor reanudaron  la producción de sus plantas en Tailandia, suspendida desde octubre por las graves inundaciones, informó la agencia local Kyodo.

Los tres fabricantes pudieron poner en marcha la producción, parada principalmente por la falta de piezas, después de obtener autopartes por otros medios, como su importación desde Japón.

El presidente de Mitsubishi Motors, Osamu Masuko, que la semana pasada visitó las plantas afectadas, destacó “los esfuerzos de los fabricantes de piezas” que les han permitido reanudar la producción “antes de lo previsto”.

De las ocho empresas automotrices japonesas afectadas en Tailandia, Honda Motor ha sido la única con una de sus factorías anegadas, mientras que el resto paralizó su producción por las interrupciones en la cadena de suministros.

Por el momento Honda ha anunciado la reanudación de la fabricación de algunos modelos de motocicletas en su planta de Bangkok, aunque aún desconoce cuándo podrá reiniciar su producción en la provincia de Ayutthaya, a unos cien kilómetros al norte de la capital, muy afectada por las inundaciones.

Por su parte, Toyota, líder mundial del motor, planea reiniciar sus plantas de ensamblaje de su filial tailandesa el próximo 21 de noviembre del corriente año.

Toyota Motor suspendió su actividad en las instalaciones tailandesas de Samrong, Gateway y Ban Pho el pasado 10 de octubre, y anunció la reducción de la producción en ocho países, incluidos Japón y EEUU, ante la escasez de componentes.

Se estima que hasta principios de noviembre los fabricantes japoneses del motor habrían dejado de fabricar cerca de 200.000 vehículos por la grave situación que atraviesa Tailandia, cuyas inundaciones han provocado más de 560 muertos y 5 millones de damnificados.

Publicidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>