Publicidad

¿Qué es un mercado de divisas a plazos?

Un mercado de divisas a plazo permite a los compradores y vendedores comercializar con divisas extranjeras y nacionales. Este mercado funciona a través de los contratos de cambio a plazos. Un contrato de cambio a plazo es un acuerdo entre dos operadores. El primer comerciante se compromete a pagar al segundo operador, una cantidad específica de una divisa, como dólares canadienses, a cambio de recibir una cantidad específica de una segunda divisa del segundo operador, como el yen japonés, en la fecha especificada en el contrato.

Categorías de divisas

Los mercados de divisas a plazo pueden separarse en varias categorías basadas en el volumen de su comercio. Las principales divisas son dólares estadounidenses, libras esterlinas, euros, yenes japoneses, dólares australianos, dólares neozelandeses y dólares canadienses. Las monedas de menor importancia se negocian con menor frecuencia, pero aún se pueden intercambiar fácilmente.

Divisas como la corona noruega, el peso mexicano y el real brasileño se consideran las monedas de menor importancia. Las divisas exóticas son con menor frecuencia utilizadas en la bolsa de valores y son menos comunes en los mercados de divisas a plazo. Estos incluyen las nuevas monedas como el dinar iraquí y las monedas menos estables como el dólar de Zimbawe.

Periodos de tiempo concretos

Los mercados de divisas a plazo se encuentran separados de acuerdo a ciertos períodos de tiempo específicos. Por ejemplo, si un comerciante quiere intercambiar 100.000 dólares estadounidenses por euros en el futuro, el comerciante debe especificar un mes. En el mercado de divisas a plazo se enumera una oferta y un precio de venta para cada mes, por ejemplo, 65.000 euros para diciembre 2010 o la entrega de 60.000 euros para abril del 2011. El precio de venta varía según el mes en base a las ofertas de los comerciantes, y no está fijado por una autoridad reguladora.

Intercambio legal

En los mercados de divisas las monedas están legalmente intercambiadas. Las siete principales divisas se comercializan libremente. Los mercados de divisas extranjeras también incluyen las monedas que están vinculadas a otras monedas, como el rial saudí. Estas monedas aún pueden ser legalmente intercambiadas, y los comerciantes pueden creer que el banco central de un país va a arruinarles el negocio por medio de una paridad.

Una paridad es un tipo fijo de cambio fijo, como un dólar estadounidense por 3,75 dinares iraquíes. Las monedas que fluctúan dentro de una banda de negociación, como el dólar de Hong Kong, también pueden ser objeto de comercio en los mercados de divisas a plazo. Una banda de fluctuación permite a los tipos de cambio de las divisas fluctuar en un rango estrecho, por ejemplo un dólar estadounidense por una cantidad entre 7,75 y 7,85 dólares de Hong Kong.

Las bandas de trading o bandas de negociación son un tipo de cambio fijo, esto se debe a que las bandas de fluctuación permiten una flexibilidad limitada.

Publicidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>