Publicidad

Japón creció menos de lo previsto

El Producto Interior Bruto (PIB) de Japón creció entre julio y septiembre un 5,6% respecto al mismo período del año anterior, según la revisión a la baja publicada por el Gobierno nipón, que estimó inicialmente un avance del 6% y atribuyó el retroceso al encarecimiento del yen.

Si lo comparamos al trimestre anterior, el PIB avanzó un 1,4%, una décima por debajo del dato preliminar que el Gobierno había anunciado.

En términos nominales, el crecimiento de la economía nipona quedó en el 5,0% a ritmo anual, seis décimas por debajo del dato inicial, y del 1,2% con respecto al trimestre abril-junio, estimado inicialmente en el 1,4%.

Las cifras presentadas por el Gobierno reflejan un impacto mayor de lo esperado del encarecimiento de la divisa nipona sobre la inversión de capital fijo no residencial, que pasó de un avance del 1,1% a una llamativa contracción del 0,4% tras revisarse el dato.

El crecimiento del consumo privado, que representa aproximadamente el 60% del PIB japonés, fue revisado a la baja hasta situarlo en un 0,7%, frente al aumento del 1% que se estimó en un principio, asi lo informó el Economista en su diario.

La contribución de los inventarios corporativos al PIB nipón en el trimestre julio-septiembre fue en cambio revisada al alza y se situó en el 0,3%, una décima por encima del 0,2% estimado.

En baso a los datos revelados se puede afirmar que la economía japonesa experimentó un rebote en el trimestre julio-septiembre gracias a un aumento de las exportaciones y de la producción tras la recuperación de las cadenas de suministro afectadas por el desastre del 11 de marzo de este año.

A pesar de esto, analistas citados por el diario Nikkei estiman que la economía nipona podría ralentizarse o contraerse en el trimestre octubre-diciembre debido a que la crisis de deuda soberana en Europa, el frenazo en otras economías y la persistente fortaleza del yen pueden afectar a la producción y a las exportaciones japonesas.

Gobierno Japonés aprueba paquete de propuestas

El Gobierno japonés ha aprobado un paquete de propuestas para modificar los impuestos de cara al año fiscal 2012, que comenzará en abril, después de negociaciones entre el Ejecutivo y el opositor Partido Democrático (PD), según ha informado la cadena de televisión pública NHK.

  El Partido Democrático solicitaba abolir el impuesto aplicado a la compra de vehículos y un impuesto relacionada con el peso de los mismos, pero el Gabinete únicamente ha aceptado una reducción del impuesto por peso.

También, al mismo tiempo,  ha acordado extender la exención de impuestos para la compra de vehículos respetuosos con el medio ambiento en los siguientes tres años a partir del fin del año fiscal 2011.

Por otra parte, ha anunciado que se aplicarán medidas más duras para la eficiencia de los combustibles.

Actualemente, el Ejecutivo y el PD están trabajando de cara a implementar reformas en la seguridad social y en otros tipos de impuestos que, en principio, llevarán a un incremento del IPC hasta el diez por ciento.

Por su parte, el primer ministro, Yoshihiko Noda, quiere que la variación del IPC se apruebe antes de finales de este año.

Publicidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>