Historia del yen japonés

| marzo 25, 2013 | 0 Comentarios

El yen es la moneda de Japón. Es también la divisa no oficial de varios países de Asia que lo utilizan para comercializar su dinero y sus activos financieros, también es conocido como el “bloque del yen”. El yen es la tercera divisa de mayor circulación en los mercados de divisas después del euro y el dólar de Estados Unidos, también se utiliza ampliamente como una divisa de reserva.

El yen fue introducido en 1872 como parte de la modernización del sistema de monedas japonesa. El valor del yen estaba relacionado originalmente y directamente al oro. Después de la devaluación amplia resultante de la Segunda Guerra Mundial, el sistema de Bretton Woods vinculada al yen y al dólar de Estados Unidos. A su vez, cuando los Estados Unidos comenzaron a abandonar la estricta adhesión al patrón oro en la década de 1970, el yen empezó a flotar en el año 1973. Sin embargo, desde 1973, el gobierno japonés ha mantenido una política de intervención cambiaria, y por lo tanto, el yen está bajo un régimen de flotación.

Esta intervención continúa hasta la época actual. El gobierno japonés se centra en un mercado competitivo de exportaciones, y trata de garantizar un valor bajo de yenes. El Acuerdo del Plaza de 1985, dio un cambio temporal en esta situación y dio lugar a un valor máximo del yen frente al dólar de Estados Unidos en 1995, un aumento efectivo del valor del PIB de Japón similar al de los Estados Unidos. Sin embargo y desde ese momento, el yen japonés ha disminuido considerablemente su valor. El Banco de Japón mantiene una política de cero a las tasas de interés cercanas y el gobierno japonés tiene una extrema política anti-inflacionaria.

 

Las perspectivas futuras

El yen es considerado como una divisa subvaluada, y el gobierno japonés no puede seguir apoyando a este bajo nivel financiero de forma indefinida. La situación actual es muy similar a la de 1998, cuando las bajas tasas de interés también han creado un yen devaluado, y algunas crisis económicas globales, relativamente moderadas en la naturaleza, han causado que el yen se aprecie rápidamente. El incremento del valor tenía en serio los efectos negativos sobre varias industrias que dependían de un yen barato.

Es importante conocer que la mayoría de las divisas mundiales tienen características propias que las hacen únicas y al mismo tiempo le ayudan al inversor a pensar acerca de las decisiones financieras que este debe tomar en el momento de hacer la comercialización de divisas. Los aspectos externos e internos de los países de origen hacen que los precios de estas divisas (especialmente el yen japonés) aumente o disminuya su valor, arriesgando las fluctuaciones en sus precios y al mismo tiempo ayudando a visualizar tendencias financieras activas correspondientes a la otra parte de la comercialización de divisas, ya sean mundiales o de países emergentes.

 

Fuente del artículo: www.retailfx.com

 

 

 

Tags:

Categoría: Economia Japón, Euro Yen, General

Deja un comentario


Logo FinancialRed