Publicidad

Hipoteca en yenes

En los últimos años un nuevo tipo de producto hipotecario ha entrado en el mercado de la inversión inmobiliaria: las hipotecas en divisas extranjeras. Estas hipotecas están diseñadas para ayudar a los propietarios a ahorrar dinero en su préstamo hipotecario, además del ahorro en pagos de intereses y la reducción del saldo a través de cambios en los mercados de divisas.

La tasa recogida de las hipotecas en monedas extranjeras ha sido relativamente baja en los mercados inmobiliarios. Esto es así debido a que existe un balance entre las altas y potenciales recompensas y el grado de riesgo en este mercado. Los tipos de interés pueden subir, así como pueden bajar, es por esto que usted debe tomar en cuenta que los mercados de divisas son mercados impredecibles.

Los prestatarios pueden tener la tentación de sacar las hipotecas en una denominación extranjera para una propiedad debido a que el país que emite el préstamo tiene una tasa de interés más baja. Por ejemplo, la tasa de interés prevaleciente en el Reino Unido puede ser, por ejemplo 5,25%, mientras que en Japón la tasa podría ser menor del 1%. Los prestatarios pueden ser engañados creyendo que con sólo tomar una hipoteca en yenes automáticamente ahorrará dinero.

En términos simples, esto es cierto. Sin embargo, la situación es mucho más complicada. Si no fuera así, es probable que todas las personas compraran casas con hipotecas japonesas. Existen dos riesgos adicionales asociados a la obtención de créditos hipotecarios en monedas extranjeras.

La primera es que, si bien la tasa de interés del Reino Unido es históricamente más alta que la tasa de Japón, esta situación podría revertirse en el futuro y usted podría terminar pagando una tasa más alta para una hipoteca japonesa que si simplemente adquirió su propiedad con un préstamo hipotecario en el Reino Unido. Es difícil predecir los patrones a largo plazo de las tasas de interés en países extranjeros, por lo que la celebración de una hipoteca en yenes corre el riesgo de presentar la misma tasa de interés de un préstamo hipotecario en libras esterlinas.

El segundo riesgo, y el más grande, corresponden a los tipos de cambio. Si usted pide prestado en yenes, el deudor deberá pagar en yenes, y si usted vive y trabaja en el Reino Unido es probable que sus ganancias sean en libras esterlinas. Esto significa que con el fin de hacer los pagos de su hipoteca en yenes, primero debe convertir sus libras esterlinas en yenes, independientemente de la exposición a las fluctuaciones en el mercado de divisas.

Si la libra esterlina se fortaleció frente al yen, entonces usted tendría que convertir la libra esterlina con el fin de pagar su hipoteca en yenes. Eso sería ideal, ya que en realidad pagaría menos de lo que pidió prestado. Sin embargo, si el valor de la libra esterlina cayó frente al yen, tendría que pagar más capital del que pidió prestado. Esto significa que el saldo de su préstamo hipotecario puede aumentar con las fluctuaciones en los mercados de divisas, así como también puede disminuir.

Publicidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>