Publicidad

¿Cómo los bancos manejan el intercambio de divisas?

Los bancos dominan el mercado de divisas internacionales. Alrededor del 40 por ciento de los € 3,2 billones diarios de operaciones relacionadas al cambio de divisas están entre los bancos, y aproximadamente otro 40 por ciento están entre los bancos e inversores institucionales, como compañías de seguros y fondos de pensiones, de acuerdo con un informe del 2007 emitido por el Banco Europeo. Los bancos son instituciones financieras privadas y los bancos centrales actúan como los brazos financieros de sus gobiernos.

¿Cómo lo hacen?

Los bancos emplean un gran número de operaciones comerciales relacionadas al cambio de divisas. Los comerciantes utilizan las redes telefónicas y las redes de computación para recoger información sobre el mercado y organizar las transacciones directamente con otro banco. A veces, se coordinan operaciones a través de un intermediario, el cual actúa entre el comprador y el vendedor de una divisa y este obtiene a partir de esta comercialización una comisión por la transacción.

Los comerciantes de divisas de los bancos tratan de predecir el comportamiento de otros participantes del mercado. Si predicen correctamente, pueden aprovechar las oportunidades de beneficio o evitar pérdidas, de lo contrario, obtendrán pérdidas que no estaban especuladas.

Tipos de transacciones

Los bancos pueden cambiar una divisa en una operación al contado en el que ambas partes están de acuerdo en un tipo de cambio y crean un comercio de divisas inmediato. En otras ocasiones se realiza una operación a largo plazo en el que se va a operar con divisas en una fecha futura específica. Estos también están de acuerdo con un tipo de cambio y hacen que el comercio se realice con una tasa futura, independientemente de cómo se encuentren las tasas del mercado en ese momento.

¿Por qué los bancos están encargados de la comercialización de divisas?

Los bancos operan con divisas internacionales para obtener un beneficio de los cambios en los tipos de cambio, obtener divisas para la inversión extranjera directa o para poder realizar comercializaciones con los clientes de los bancos. Los bancos ganan dinero de las variaciones en los tipos de cambio cuando se puede vender una divisa y se paga más de lo que puede conseguirla, o por la venta de una divisa a un alto precio y la compra de esta a un precio inferior.

Riesgos

Los bancos pueden sufrir una pérdida financiera significativa de las malas decisiones en el intercambio de divisas. Los bancos y otros participantes del mercado pueden minimizar los riesgos comerciales a través de tácticas como la compra de acciones en divisas extranjeras para protegerse de las vueltas adversas del mercado financiero. Con esta opción, el banco compra el derecho, pero no la obligación, de comprar o vender una divisa a un precio determinado en o antes de una fecha específica.

La opción cuesta una pequeña fracción del precio real de la divisa. Si las cosas se mueven a como se esperaba, el banco sólo permite la opción de vender. Si hay un cambio adverso en el mercado, el banco puede ejercer la opción y minimizar sus pérdidas.

Publicidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>