Publicidad

Pese a los obstáculos las marcas japonesas recuperan sus fuerzas

EL RESURGIMIENTO DE LAS MARCAS JAPONESAS

Recientemente, el Salón del Automóvil de Tokio vive este corriente año una edición muy especial y es que, después de terremoto y posterior tsunami que arrasó el 11 de marzo una parte del país, el sector de la automoción quedó muy tocado. Y no sólo en Japón.
Es increíble ver como nueve meses después las marcas niponas han resucitado al igual que el país, y en el salón de este año no sólo podemos ver apuestas más claras sino una visión de futuro que permite albergar un atisbo de esperanza, de confianza en la recuperación que el país esta transitando actualmente.

Eso sin apuntar al problema del yen, una moneda que bajo la perspectiva internacional les da más dolores de cabeza a los fabricantes nipones que beneficios, dada su elevada apreciación respecto al euro y al dólar.
El pasado mes batió su propio record desde la segunda guerra mundial con un incremento de su apreciación de un 9%, un claro obstáculo para la rentablidad y las exportaciones japonesas.


En el primer semestre del año las marcas locales ya habían perdido 330 millones de yenes (más de tres millones de euros). En este sentido, Carlos Ghosn, máximo responsable de la alianza Renault-Nissan ha pedido al gobierno japonés que se posicione para ser más competitivos en el mercado.

Japón es el noveno país del mundo en cuanto a producción de automóviles y tras el desastre de marzo de este año y las consecuencias derivadas del mismo, los principales fabricantes japoneses (Toyota, Nissan, Honda, Suzuki, Mazda, Subaru, Mitsubishi y Daihatsu) demuestran en Tokio que han levantado el vuelo con sus nuevas apuestas para el mercado local y mundial.

Por su parte, Toyota y Nissan se reparten el crecimiento de los últimos meses con más del 30% del pastel automovilístico.

Por otro lado, Honda ha aumentado un 18,3% sus registros por primera vez en once meses y Mazda ha subido su producción un 0,8%.

UN NUEVO OBSTÁCULO: LAS INUNDACIONES DE TAILANDIA
Las exportaciones de los grandes fabricantes japoneses habían empezado a crecer pero las recientes inundaciones de Tailandia les han afectado mucho y la producción para el exterior ha descendido un 1,7% respecto al pasado año.
Esta es una complicación adicional que se les presentó a las marcas japonesas, quienes sin embargo y a pesar de esto siguen adelante.

El presidente de Toyota, ha señalado que “hemos visto que trabajando juntos podemos superar las tragedias y por eso queremos seguir haciéndolo. Sigue habiendo mucha gente que no ve su futuro en algunas de las regiones y eso nos obliga a seguir. Debemos construir un nuevo futuro y para ello seguir produciendo en todo el mundo. Estamos obligados”.

Para ello la marca ha hecho de la figura de Doraemon (el gato cósmico de los dibujos animados) su abanderado: “Usar sus gadgets futuristas para ayudar a que sus amigos no tengan problemas”.  Esto no es más que parte de su cultura ya que para ellos perfectamente es aplicable que dentro de la mentalidad japonesa se quiera trabajar para los demás.

 

Publicidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>